¿Son útiles las bolas chinas para fortalecer la musculatura del suelo pélvico?.

el 28/01/2014 | Blog
Bolas_chinas

Esta pregunta me la plantean muchas pacientes cuando acuden a la consulta y por eso he decidido escribir este artículo. En primer lugar, hay que valorar la situación de partida en la que se encuentra cada paciente a la que se prescribe una rehabilitración de suelo pélvico:

  • En la mayor parte de los casos, el tono muscular es bajo o muy bajo. En todos estos casos, si la mujer decide ponerse las bolas chinas, lo más probable es que se le caigan y no sea capaz de mantenerlas y sujetarlas dentro de la vagina. En esta situación, lo aconsejable es empezar fortaleciendo la musculatura (con electroestimulación y biofeed-back) hasta que se alcance un tono adecuado, lo cual puede suponer varios meses de ejercicios.
  • Otra posibilidad es que la paciente presente algún tipo de adherencia, irregularidad, herida, lesión, etc. que contraindiquen la introducción de cualquier objeto en la vagina. En estas situaciones, lo primero que habrá que hacer es resolver dicha situación antes de plantearse el uso de las bolas.
  • También puede ocurrir que la paciente presente una contractura de la musculatura pélvico, lo que provocaría dolor al introducir cualquier objeto en la vagina. Ante este tipo de pacientes, lo recomendable sería el iniciar un tratamiento de fisioterapia para aliviar dicha contractura previo al uso de las bolas chinas.

En segundo lugar, una vez que la paciente tiene un tono muscular adecuado (ni muy pobre ni muy alto) y se ha descartado o curado cualquier problema vaginal asociado, habrá que enseñarle a contraer y relajar la musculatura pélvica de una forma voluntaria; a mantener una contracción en el tiempo; etc.

En tercer y último lugar, calibraremos la vagina y aconsejaremos a cada paciente acerca del tamaño que deben tener las bolas que tiene que usar. Si se emplean bolas muy pequeñas, será casi imposible sujetarlas. Si, por le contarrio, son muy grandes, se pueden producir lesiones y desgarros vaginales. Se puede emplear lubricante para introducirlas, pero esto también facilitará que se pierdan.

Así pues, a la pregunta con la que encabezaba este “post”, hay que responder: las bolas chinas pueden ser útiles para conseguir potenciar las musculatura del suelo pélvico con las siguientes premisas:

  • Siempre después de una valoración profesional
  • Seleccionado bien el tamaño de las bolas
  • En la fase final de un programa de rehabilitación